YARO URBAN GEO CONTRA CORAIL BLACK TENCEL

Reseña escrita por: Ternura más que trapos

Como toda buena amante de los fulares, me encanta probar mezclas, tejidos y marcas innovadoras y la marca de fulares Yaro no deja de sorprenderme.

En esta ocasión, les quiero hablar de “Yaro Urban Geo Contra Corail Black Tencel”. En este fular se combinan tres elementos que hacen de él un imprecindible para mi: su tejido “contra”, el ser una talla corta y su mezcla con tencel.

Si bien me gustan las tallas momias (o tallas largas), siempre es necesario contar con un shorty, que sea fácil de llevar en el bolso, fino, que no abulte, pero con soporte para un porteo cómodo.

 

Como ya les he comentado en reseñas anteriores, el tipo de tejido combinado con el tipo de fibras y patrón del que esta hecho el fular, influye mucho en las bondades que nos entregará.

Es así como la combinación “Contra y Tencel” impacta favorablemente en el grosor, agarre y deslizamiento de este fular.

La weave “contra” es un tejido con dos capas de tela, unidas entre sí a través de los contornos de los dibujos del patrón, permitiendo que los fulares con este tipo de weave sean aireados, mullidos, con agarre, pero a la vez muy manejables.

El tencel (lyocell) es una fibra ecológica, muy apta para pieles sensibles. Entre las cualidades que aporta a un fular portabebé, destaco que, hace que éste sea muy suave, fresco, con un brillito muy sútil, fácil de ajustar y anudar (por lo que muy recomendable si estás empezando a usar fular tejido).

Su patrón Urban Geo, es un diseño que llama la atención por sus formas geométricas, muy casual y moderno. En estos tonos me encanta, me hace sentir de lo más estilosa dark, me parece que le otorga una dosis precisa de sofisticación a nuestro trapo.

Lo he usado con mi hijo que pesa 14 kilos y mide 89, y me gusta poder acabar el nudo en el pecho y no sentir presión en los hombros, ya que si bien no es de los trapos más mullidos que tengo, tiene una esponjosidad aceptable para portear con comodidad por unas cuantas horas seguidas. Es muy fresco y aireado, manejable y suave desde el primer lavado y si bien tiene un excelente agarre, la tela desliza sin complicaciones para un buen ajuste.

Definitivanente, esta mezcla con tencel en este tipo de tejido “contra” es ideal para tallas cortas y para todas las edades. Y para esta temporada de verano será un trapo perfecto para esas salidas de disfrute en la playa, montaña o ciudad, o simplemente, para el uso cotidiano, en que necesitamos un aliado fiel para el sube y baja constante o para ese nudo rápidito, que nos permita ajustar y amarrar con facilidad y portear con mucho confort.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *